¿Qué tanto sabes sobre tus cócteles favoritos?

Si eres un bartender entusiasta y quieres tomarlo como una opción profesional, debes saber que detrás de cada trago hay una hay una historia llena de sabor.

Recuerda que el ser bartender requiere tanto habilidad para mezclar sabores, como la habilidad para relacionarte con quienes probaran tus obras de arte.

La magia detrás de un buen trago se encuentra es las combinaciones y en el conocimiento adecuado para hacerlas funcionar.

Por lo que acá te contamos los orígenes de los cócteles más famosos, para que puedas entender un poco mejor la magia de su sabor, y además, en la próxima reunión que hagas en casa, puedas sorprender a todos con tus deliciosos tragos y tus entretenidas historias.

Margarita

Es uno de los cócteles más famosos del mundo ¡Y como no! Compuesta por tequila, triple sec y zumo de lima o limón, es una delicia para el paladar.

Existen diversas historias sobre su origen,la más extendida cuenta que Carlos ‘Anny’ Herrera ideó el trago para complacer a la x bailarina Marjorie King, quien era alérgica a muchos licores… pero no al tequila.

Sea cual sea el verdadero origen de la Margarita, lo que sí sabemos es que definitivamente fue mexicano ¡Sal, limón y tequila!

Caipirinha

De México, viajamos hasta Brasil. La Caipiriña, es un cóctel preparado a base de cachaça (cachaza) lima o limón, azúcar y hielo que se ha convertido en un símbolo del país amazónico.

Esta bebida se originó en el siglo XIX. Se dice que en la época de la esclavitud, los esclavos brasileros disfrutaban de beber guarapa (jugo de caña de azúcar) mezclado con cachaça. A ésta mezcla le añadían zumos de frutas, especialmente de limón.

Esta mezcla, se convertiría en la predecesora de la caipirinha que conocemos hoy.

Cuba Libre

Este es probablemente uno de los cócteles más famosos, ya sea por su sencillez, o porque sus ingredientes son bastantes populares individualmente también.

Este cóctel es el resultado de la mezcla de refresco de cola con ron (blanco u oscuro) con un twist de limón.

Como era de esperarse su origen es cubano. Se cree que a inicios de 1900, cuando se desarrollaba la Guerra Hispano Estadounidense, las tropas norteamericanas asentadas en la isla, gustaban de tomar ron bacardí mezclado con refresco de cola. Se cree que el nombre es en honor al grito de guerra de las tropas cubanas que en ese entonces luchaban por una ‘Cuba Libre’.

Daiquirí

Seguimos con el delicioso sabor del ron cubano. El Daiquirí es un cóctel preparado a base de ron blanco, zumo de limón y azúcar.

Esta delicia cubana tiene su origen en Santiago de Cuba, donde fue inventado por un ingeniero estadounidense llamado Jennings Cox. Se dice que el Daiquirí nació producto de la falta de ginebra y una visita familiar.

La historia cuenta que cuando unos familiares de Cox fueron a visitarlo a la isla, éste al no tener ginebra para ofrecerles, preparó un trago de ron, rebajado con zumo de limón y azúcar para que la bebida no resultara tan fuerte.

El cóctel, recibió su nombre en honor a las minas cubanas en donde trabajaba Cox.

Manhattan

De Cuba a Nueva York. El Manhattan es uno de los cócteles más conocidos y más cosmopolitas que existe. Se prepara a base de whiskey (de centeno o canadiense) vermut rojo, y un toque de angostura.

Los orígenes de esta bebida no son muy claros, y hay historias que se la atribuyen desde a Jenny Jerome,madre de Winston Churchill a un coronel llamado Joe Walker.

Lo que sí está claro, es que para 1930, en la época dorada de Hollywood, el Manhattan adquiría fama de ser una bebida varonil, famosa y cosmopolita que no perdería jamás.

Bloody Mary

Este cóctel quizá no sea el más delicioso de todos, podríamos decir que es como un gusto adquirido, sin embargo, no por eso es menos popular.

Se cree que esta peculiar bebida fue inventada por el Fernand Petiot, quien la preparó por primera vez en un bar de París llamado ‘Nueva York’ en 1921.

Se cree que el nombre hace referencia a la reina María I de Inglaterra, quien era famosa por perseguir despiadadamente a los protestantes. Sin embargo, también se piensa que el nombre es producto de una casualidad, pues según la historia, los primeros clientes en probar la bebida fueron unos estadounidenses quienes al saborearla comentaron que les recordaba a una camarera de un bar de su ciudad llamado Bucket of Blood, a la cual apodaban Bloody Mary.

Lo cierto es que a pesar de que puede parecer más una salsa que un cóctel, esta mezcla de vodka, jugo de tomate, sal, salsa inglesa, tabasco y limón es bastante popular y no debe faltar en el repertorio de un bartender.

Mojito

Un mojito, dos mojitos. Este cóctel es otra delicia cubana compuesta de ron blanco, azúcar, limón, menta o hierbabuena y agua mineralizada.

Se cree que fue inventado a finales del siglo XVI, por Silvio Suarez Díaz, quien preparó una especie de mojito con aguardiente, limón, azúcar y varias hierbas. Ya para 1860, el aguardiente sería sustituido por el ron y recibiría el nombre de ‘Mojito’.

Cosmopolitan

Más pop que este cóctel, no hay. Esta bebida de vodka, triple sec (como Cointreau o Grand Marnier), zumo de arándanos y zumo de lima recién exprimido es increíblemente popular gracias a la Reina del Pop, Madonna y a la serie ícono de los 90, Sex and the City.

Su origen no es muy claro, sin embargo, ya en 1996 Dale DeGroff añadió el trago al Rainbow Room luego de que Madonna fuese vista tomando uno, y desde allí, muchos bares lo incluyeron en sus menús.

Martini

Este es probablemente el rey de los cócteles, y en definitiva debe estar en la lista de los tragos que un buen bartender debe conocer.

El Martini clásico se prepara con ginebra y un poco de vermú, aunque su variación con vodka también es bastante popular. Tradicionalmente es decorado solo con una aceituna cruzada. Un trago ‘simple’ que es todo un clásico.

Al igual que muchos cócteles, su origen no está del todo claro, sin embargo, desde que se creó en 1910 tomó su título de rey de los cócteles, a tal punto de darle nombre a la copa más universal para un cóctel.

Este trago ha sido icono en la política, se cuenta que el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt lo preparó para el mismísimo Stalin en la Conferencia de Teherán de 1943.

También se se cree que el famoso primer ministro británico Winston Churchill lo prefería sin vermú, y que el escritor Ernest Hemingway lo disfrutaba con mucha, mucha ginebra. Y como si fuera poco, es un trago con licencia para matar, pues es el favorito del Agente 007, James Bond.

Ahora ya sabes un poco de la historia detrás de los cócteles más famosos, si quieres perfeccionar tu técnica y sorprender a todos, no dejes de revisar nuestro curso de Bartender en nuestra web.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*