Cómo puedo abrir mi propio emprendimiento gastronómico

Si estudias cocina, probablemente pienses en tener tu propio negocio a futuro, ya sea un pequeño restaurante, un servicio de catering o un food truck dónde puedas dar rienda suelta a tu inspiración culinaria.

Hacerlo realidad puede que resulte un poco más complejo que solo imaginarlo, pero vamos que no es imposible.

A la hora de emprender en algo propio, debes en primer lugar tener en claro lo que quieres, no puedes empezar tu viaje sin tener una idea de hacia dónde te diriges. Esto es vital, pues debes decidir sabiamente en dónde enfocarás tu esfuerzo.

Iniciar tu propio emprendimiento gastronómico es como cocinar tu platillo insignia. Debes pensar en lo que prepararás, desarrollar el concepto, conseguir los mejores ingredientes, luego ir a la cocina y poner manos a la obra.

Pues bien, una vez que decidas el estilo gastronómico que desarrollarás, puedes elaborar tus recetas. Los platos que vendas tendrán tu sello, así que asegúrate de experimentar los sabores, colores, olores y texturas que más te gusten, y que den como resultados platillos que sean una explosión de sabor al paladar, hermosos a la vista y que tengan algo distintivo que los separe de los demás.

Ahora bien, cuándo ya sepas qué quieres y hacia dónde vas, es momento de activar la parte empresarial de todo emprendimiento. Debes responderte ¿A quién le quieres vender? ¿Qué costo tiene poner en marcha tu negocio? ¿Qué costo tendrán tus platillos?

Una vez que lo hagas podrás determinar cómo continuar, y por supuesto dependerá en gran medida del tamaño de tu emprendimiento. Si empiezas por algo más modesto como un catering, podrías iniciar desde casa con ayuda familiar. Si por otro lado, deseas abrir un pequeño restaurant, quizá necesites solicitar un préstamo e incluir más variables a la ecuación.

Para iniciar opciones abundan, actualmente están de moda los emprendimientos gastronómicos tipo recetarios, que explotan el poder de las redes sociales para vender sus productos culinarios. ¿Por qué no explorar esa opción?

Todo depende de tí, solo recuerda que a la hora de emprender – y de cocinar -, la creatividad, la pasión y el esfuerzo son fundamentales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*